Amor, celos, amistad, confusiones; eso y muchos más

problemas rodean a Nerea,
la protagonista de la

historia,
pero soñará y tratará de conseguir todo

aquello que se proponga
y afrontará, o por lo menos

intentará afrontar sus problemas, siempre al lado de

sus mejores amigas Blanchee y Pilar.

Seguidores

FRASE DE LA SEMANA

FRASE DE LA SEMANA

Querido destino: si él no es para mí
¿por qué lo pones en mi camino?


Frases Textos

Capítulo 09


Un día más, aun no llevaba ni una semana de instituto 

y ya empezaba a aborrecer las clases, además ahora 

que Sara ya no estaba en este instituto y por lo tanto 

ya no estaba en la misma clase que yo ni nos sentábamos 

juntas todo era más aburrido en las clases,

aunque Sergio era buena compañía, 

no me podía quejar.

Ese día entré a clase con una cara de sueño y mala 

leche que no podía con ella, pero fue mejorando 

conforme pasaron las tres primeras horas, estuve 

hablando con Sergio, como ya había dicho 

anteriormente, empezaba a caerme muy bien, 

podríamos ser muy buenos amigos.

Al sonar el timbre para ir al recreo fui a buscar a Pilar 

y Blanchee para decirles que me iría con Roberto.


- Claro... nos dejas por un tío, vale vale...

- Joo no seas tonta Pili, que es sólo un día,

que yo os quiero mucho.

- Jaja ya lo sé tonti, nosotras a tí también, 

anda vete con el imbécil de tu novio.

- Gracias? jaja

- Eh eh eh eh mira Nerea, ese es el Raul que te dije 

que está buenísimo - intervino Blanchee con cara de 

embobada enseñándome al tío más bueno que había 

visto en mi vida.

- Ostia pues sí... sí que está bueno sí, con tíos como 

estos deberías de perder las bragas, no cualquiera que 

se te ponga delante como sueles hacer - le respondí 

con la misma cara de embobada.

- Jaja qué viciosas sois.

- No me vas a negar que está para comérselo, 

que te lo digo hasta yo que tengo a Rober y que no 

me voy fijando en todos los tíos que pasan por delante 

de mí. Bueno que me voy ya, que Roberto me 

estará esperando, os quiero chicas!

- No, no lo niego... ¡Adiós Nerea, nos vemos luego! 

¡Tú Blanchee! Deja de babear y mueve el culo.

Fui hasta la puerta y me encontré con Roberto, 

que ya estaba esperándome.

- ¡Hola Rober! ¿Llevas mucho tiempo esperando?

- Qué va, tranquila, solo llevo unos 5 minutos, 

¿vamos fuera? que están estos esperando allí.

- Ok, vamos.

- Hoy están sólo Juan y Raul, así que menos intimidada 

te sentirás, pero que no pasa nada, que eres mi novia, 

y se te tratará bien y son majos, Raul es muy majo, 

le conocí hace un mes en mi equipo de baloncesto.

Mira es él, Raul Nerea, Nerea Raul. - Roberto me llevó 

hasta donde estaban Juan y Raul, cuando nos acercamos 

hasta ellos me presentó a Raul, qué bueno estaba, 

ya cuando le había visto a lo lejos con Blanchee y Pilar 

me había parecido guapísimo, ahora que le tenía de 

cerca y encima dándome dos besos sentía que la sangre 

me hervía, era moreno, algo fuerte, sus ojos eran 

marrones (me encantaban), tenía pelo negro castaño, 

y parecía un poco tímido así a simple vista, 

joder tendría que controlarme, que es amigo de 

mi novio, que TENGO NOVIO.

Pasé el tiempo al lado de Roberto, con Juan no hablaba, 

aun le tenía un poco de rencor y creo que ambos nos 

sentíamos incómodos, y Raul... no podía dejar de 

mirarle de arriba a abajo, es que me ponía mazo, 

creo que se dio cuenta porque a veces cuando Rober 

no estaba atento él me miraba igual y me sonreía. 

Al final no estuvo tan mal pasar el recreo con mi novio 

y los sobraos de sus amigos, aunque... empezaba 

a incomodarme esa sensación que sentía por Raul.

....

- ¿¿Que qué?? Ostia tía que guay, que sepas que a partir 

de mañana tu novio me cae bien y me adobo a él y 

sus amigos.

- Jaja Blanchee, eres una interesada, te odio, 

pues no me vendría mal, a ver si te lo ligas o algo y

me saco esa absurda idea de la cabeza.

- Que no pasa nada tía, que es normal que te ponga, 

que está buenísimo, seguro que hasta a Roberto le 

pone jaja.

- No me estás ayudando...

- Jaja que sí tía que es verdad, en serio no te rayes, 

si sólo te parece que está bueno, y ha sido el primer día, 

luego ya e acostumbrarás y ya, otra cosa es que te 

estuvieras enamorando de él, pero no es así no?

- No, sólo me parece muy guapo y ya.

- Pues ya está, venga ahora  a casita a cotillear su tuenti, 

babear un poco, y a pensar en lo mucho que quieres a 

Rober.

- Va, gracias Blanchee, nos vemos mañana. - me despedí 

de Blanchee con una sonrisa y algo más convencida 

de que era normal lo que me pasó en el recreo.

- Hasta mañana rayada de la vida. - me devolvió la

sonrisa y continuó su camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

>